domingo, 25 de enero de 2009

TE BUSQUE POR LA DUDA


Te busqué por la duda:
no te encontraba nunca.


Me fui a tu encuentro
por el dolor.
Tú no venías por allí.

Me metí en lo más hondo
por ver si, al fin, estabas.
Por la angustia,
desgarradora, hiriéndome.
Tú no surgías nunca de la herida.

Y nadie me hizo señas
-un jardín o tus labios,
con árboles, con besos-;
nadie me dijo
-por eso te perdí-
que tú ibas por las últimas
terrazas de la risa,
del gozo, de lo cierto.

Que a ti se te encontraba
en las cimas del beso
sin duda y sin mañana.
En el vértice puro
de la alegría alta,
multiplicando júbilos
por júbilos, por risas,
por placeres.
Apuntando en el aire
las cifras fabulosas,
sin peso, de tu dicha.

6 comentarios:

Franziska dijo...

Veo que has elegido no sólo buenos poetas sino también poemas de amor.

Hace tanto tiempo que el amor sembraba inquietudes en mi corazón que su recuerdo me parece, ahora, como extraño: más fruto de la imaginación que de la realidad. Sin embargo, estuvo en mi vida y en algún momento lo llenó todo. Y no tiene nada de extraordinario porque es un sentimiento que todos conocemos.

Campanita de BarZaires dijo...

Si el amor, es algo maravilloso como dice la canción, me gustan los poemas de amor y estos me parecieron bonitos para retomar el blog, eres un ser extraordinario asi que quien te amase tengo muy claro que sería muy afortunado de tenerte cerquita.
Un beso.

Alatriste dijo...

Un grande Pedro Salinas, el cual nos muestra el camino correcto, el del sentimiento y la dicha. Sólo ahí nuestras búsquedas encuentran respuesta. Me puse al día, amiga. Sigo mi viaje. Hasta pronto.

Campanita de BarZaires dijo...

Alatriste, vengo volando desde el otro blog, para encontrarte aqui y darte un beso y un abrazo muy grande.

Anónimo dijo...

¿Qué tipo de poema es este?

Anónimo dijo...

¿Qué tipo de poema es este?