viernes, 29 de mayo de 2009

BAJO ALGUN CIELO (2003)





Si te abandono ahora, o tú me dejas
abandonando todo, no sabremos
jamás lo que tuvimos, o perdemos;
que por lo que me alejo y tú te alejas,

que por lo que me quejo y tú te quejas,
no es por ti, ni s por mí, ni es porque vemos
defectos en el otro; es que tenemos
roto el espejo ya. Ni tú reflejas,

ni te reflejo yo al ser que más quieres.
Amar es valorar lo que no eres,
enamorarse de las diferencias.

Es un trabajo duro y doloroso,
y, sin embargo, es algo muy hermoso:
permite reparar nuestras carencias.




Te busco y no me busco. Es el problema.
Te protejo, te guardo y yo me quedo
al descubierto de cualquier enredo.
Ser aire o ser muralla es el dilema.

Siempre busco cualquier estratagema
para escapar de mi. Quiero y no puedo
conocerme mejor. Me vence el miedo
de verme como soy. La luz me quema.

Ahora ya sé de ti lo que me aleja:
tú eres el espejo que refleja
mis ojos, mi retina mi mirada.

Debía de estar conmigo más atento
a lo que te reprocho y me lamente,
que es eco de mi voz, tu voz airada.




Volví sobre tus pasos muy despacio
y recorrí el camino que tú andabas.
Pisé tus huellas. Ví que caminabas
de un lado para otro. Que el espacio,

siendo el mismo que el mío, era distinto;
que te parabas donde yo seguía
y andabas donde yo me detenía.
¿Quién marcaba tus rutas: el instinto?

Tu huella estaba allí. ¿Mas tu mirada,
en dónde se detuvo: cerca o lejos?
¿La flor que tú miraste se ha secado?

¿O permanece verde, imaginada,
bajo el sol de la tarde y sus reflejos?
Mejor seguir mis pasos…¡A tu lado!



PEDRO ALONSO CORDEL, es poeta, tanguero y amigo, hace tiempo le pedí permiso para publicar en este lugar alguna de sus poesías, de hecho quería hacerlo en conjunto con dos poetas amigos más, y poner como etiqueta tres poetas, tres amigos, pero el tiempo me gana la carrera, siempre me pasa adelante, pero hoy me detengo y le doy paso, ayer disfrutamos de un acto de poesía y tango que desde su voz puso la música al 2 x 4... ¡Y que bien sonaron sus versos!, podéis leerlos a ritmo de tango en Campanita de Barzaires.

Este poema, pertenece al capítulo mendionado como título, y que forma parte de su libro DE PERDIDO LUGAR.

Gracias Pedro.

5 comentarios:

Franziska dijo...

Que gran acierto, querida Campanita, porque son impresionantes estos versos que dicen y hacen pensar mucho más de lo que cuentan, habría que mencionarlo uno a uno, todos los versos porque todos son importantes pero yo voy a indicar algo que me ha llegado como un eco de mi propio sentir:

" Debía de estar conmigo más atento
a lo que te reprocho y me lamente,
que es eco de mi voz, tu voz airada"

Por favor, trasladale mi admiración pues es tu amigo. Gracias.

ángel dijo...

Muy buen tríptico de sonetos. Un gusto descubrir tu espacio.



Saludos...

RECOMENZAR dijo...

Te encontré me gustaron tus letras y tu danza...y te sigo desde ese dia
besos

Campanita de BarZaires dijo...

Fraciska, me alegro mucho que te gusten, le transmiti tu admiración y comentarios, yle invite a que los leyera el mismo en el blog, la verdad es que fue muy bonito, ver poesía y tango todo junto, te habrái gustado, y además te confieso me acordé mucho de ti, porque estoy segura que este tipo de cosas te gustan mucho.

Me encantan siempre tus comentarios, muy valiosos para mi.

Gracias por venir siempre. Unb eso muy grande amiga.

Campanita de BarZaires dijo...

Angel, gracias por venir, eso me da la oportunidad de conocer tu espacio.
Un abrazo.

Recomenzar, graciss por tan bonitas palabras, porque siempre apareces como por sorpresa y eso me hace mucha ilusión.
un beso grande.