martes, 8 de julio de 2008

ME SEDUCES

DE: ALEKSANDER NAGI

Me seduces al estilo de las estrellas…
En su baile infinito en el cielo…
Coquetas son… sutiles son…
Juguetonas, retadoras y frágiles…
Así son las estrellas... Como tú...

Me seduces todos los días…
Con tu rebeldía, con tu melancolía…
Me seduces como las diosas…
Con tus leyes y normas…

Me seduces en todo instante…
Con cada letra y coma…
Me seduces con tu sonrisa…
Con tu mirada y con cada lágrima…

Me seduces durante tus batallas
Cuando festejas y cuando te rindes…
Me seduces con tu existencia misma…
Como las flores y las praderas…

Me seduces… me encantas… me fascinas
Me seduces y no hay remedio…
Me seduces, porque pareces a las estrellas…
Coqueta… sutil…Juguetona… retadora… y frágil…
Así son las estrellas... Como tú…


Aleksander K. Nagi
SSAI. 28 MARZO DE 2008
23:05

5 comentarios:

Campanita de BarZaires dijo...

La Canción de la Flor me sedujo el primer día que la descurbi, y aunque entraba de puntillas y no me atrevía a poner ningún comentario, ya nunca pude dejar de visitarla, esta poesía es preciosa como todas las notas que esparcen la Canción de la flor.
Gracias Aleksander por compartirlas.

amor a las rosas dijo...

Hermoso poema , lo lei con el fondo de la musica de cimena paradiso , espectacular , me encanto ...Besos dede Uruguay 8 te espero por mi blog )

Alatriste dijo...

La seducción, todo un ritual que nos hace sentirnos muy vivos.
Tus blogs me seducen cada vez que los visito. Je, je, je.
No nos abandones nunca.
Un abrazo.

Maria Jesús dijo...

Me han encantado estos bellísimos versos, estos poemas llenos de vida, con el fondo de esta música que parece que brote del alma... Campanita, tienes tanta sensibilidad al escoger tan exquisita música y tan sublimes versos. Besos

Campanita de BarZaires dijo...

Amor a las rosas
Gracias por tu visitas, asi que me voy a tu blog ppara conocerte.
Un beso.

Alatriste, no nos abandones tú, que cada post tuyo es casi un librito, y nos encanta leerte y sentirte nuestro amigo.
Un beso enorme.

Maria Jesús mi querida niña, me encanta verte aparecer, porque siempre nos regalas adem´´as de tu cariño, tus palabras, gracias por estar siempre ahí.
Un millón de besos.